Jefa de Estado en clausura de ONU Mujeres: "Tenemos un compromiso con las nuevas generaciones y garantizar que las niñas que hoy están naciendo, no deberán soportar una vida de discriminación y postergación".
Jefa de Estado en clausura de ONU Mujeres: "Tenemos un compromiso con las nuevas generaciones y garantizar que las niñas que hoy están naciendo, no deberán soportar una vida de discriminación y postergación".

Imprimir Aumentar Disminuir Contraste Recomendar por e-mail

Finalizando las dos jornadas de reflexión en torno al liderazgo femenino, la máxima autoridad del país, junto al Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon y la Directora Ejecutiva de ONU Mujer, Phumzile Mlambo Ngcuka firmaron el llamado a la acción para la igualdad con que concluyó el encuentro.
AudioVideoImágenes



Finalizando las dos jornadas de reflexión en torno al liderazgo femenino, la máxima autoridad del país, junto al Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon y la Directora Ejecutiva de ONU Mujer, Phumzile Mlambo Ngcuka firmaron el llamado a la acción para la igualdad con que concluyó el encuentro.

sábado, 28 de febrero de 2015

Jefa de Estado en clausura de ONU Mujeres: "Tenemos un compromiso con las nuevas generaciones y garantizar que las niñas que hoy están naciendo,
no deberán soportar una vida de discriminación y postergación".


"El mundo enfrenta este año, un momento y un diálogo crucial", con estas palabras la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, inició su discurso de cierre del Evento de Alto Nivel de ONU Mujeres "Las Mujeres en el Poder y en la Toma de Decisiones: Construyendo un Mundo Diferente", haciendo hincapié que próximamente se definirá cuál va a ser la agenda del desarrollo post 2015, señalando que es el espacio "dónde vamos a poner como humanidad, los énfasis para el futuro de nuestras naciones".
La Mandataria, afirmó también que "sé que para quienes hemos participado de este encuentro, no es posible pensar una agenda de desarrollo exitosa que no tenga en su corazón, el objetivo primordial de lograr la equidad entre niños y niñas, y entre hombres y mujeres".
En la misma línea prosiguió señalando que "un modelo que se sustenta en la marginación, en la exclusión y en la violencia, simplemente no merece ser llamado ´desarrollo´. Como tampoco vamos a tener paz, ni tampoco vamos a ser capaces, con ese modelo, de asegurar que se cumplan los derechos humanos para todas las personas en nuestro planeta".
Haciendo un llamado a los presentes, la Presidenta, los instó "a avanzar mucho más de lo que hemos logrado recorrer hasta ahora; estamos llamadas y llamados a acelerar el ritmo de los cambios, para alcanzar la plena equidad no en siete u ocho décadas, sino muchísimo antes".
"Lo que tenemos que hacer es acelerar la marcha", recalcó, añadiendo que "la igualdad entre hombres y mujeres aún no se ha logrado plenamente en ningún lugar del planeta, y así ha sido una constancia el día de ayer y el día de hoy. Necesitamos que la bandera de la equidad flamee pronto en todas las naciones, y debemos ser optimistas, pues tenemos la posibilidad real de hacer de cada lugar de la Tierra, un lugar más humano, más justo, más digno, para cada uno de quienes vivimos en ella".
La máxima autoridad del país indicó que "debemos abrir el camino, y eso también ha sido parte sustantiva de la discusión hoy día, a nuevas mujeres líderes, que seguirán ensanchando las posibilidades de nuestro destino. Aquellas escaleras que se mencionaban en la discusión, para que por ellas puedan subir nuevas mujeres, y no esas escaleras que se levantan para que nadie más pueda subir".
Agregó también que "sabemos que debemos ejercer presión para que se adopten efectivamente las medidas, los cambios legales, las estrategias políticas que van a transformar nuestras sociedades".

Al concluir remarcó que "necesitamos una herramienta con la fuerza suficiente para cambiar la inercia de siglos. Y esa herramienta, entre otras tantas cosas que hoy día se han discutido, entre todas las líneas del plan de acción, es también el liderazgo femenino".