Imprimir Aumentar Disminuir Contraste Recomendar por e-mail
Fecha: jueves, 03 de mayo de 2012
AudioVideo

Entrega Bono Logro Escolar

PALABRAS DE S.E. EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, SEBASTIÁN PIÑERA, EN ENTREGA DEL BONO LOGRO ESCOLAR A PRIMEROS BENEFICIADOS

Santiago, 3 de Mayo de 2012

Lo que queríamos con este desayuno es enviar un mensaje, en primer lugar, a Dorca y a Brígida, y a usted Angélica, pero también a todos los niños y a todas las mamás de Chile, porque lo que estamos entregando es un premio, un reconocimiento a las familias que viviendo en condiciones difíciles, y muchas veces de pobreza, se esfuerzan por sacar adelante a sus hijos.

Ustedes saben que la educación en el mundo moderno abre todas las puertas, y la mala educación muchas veces cierra todas las puertas.

Entonces, lo que hemos querido con este programa es reconocer, premiar y valorar a los estudiantes, como Brígida y Dorca, que se esfuerzan y están entre las mejores alumnas de su curso.

Este bono de excelencia escolar, es un premio muy merecido, pero que tiene un sentido muy profundo, porque estamos reconociendo el esfuerzo que hacen por salir adelante. Sé que hay muchas familias en Chile que viven en la pobreza, sé también que el Estado tiene que ayudar a esas familias, pero no sacamos nada si la propia familia no se compromete ella misma con salir adelante.

Uno de los aspectos más importantes es el trabajo. Por eso estamos premiando el trabajo de las madres, de las mujeres, de las dueñas de casa, y otro aspecto fundamental es la buena educación. Por eso hoy día queremos premiar a Dorca y a Brígida con este bono, que es un premio de 50 mil pesos, por ser tan buenas alumnas.

Este bono va a llegar a partir del mes de mayo a 11 mil niños y niñas a lo largo de todo Chile, pero el próximo año, cuando se apruebe el proyecto de ingreso ético familiar, y aprovecho de pedirle, una vez más, a los parlamentarios que se apuren, porque mientras más se demoran, más tiempo tarda en llegar los beneficios a la gente que los necesita, el próximo año más de 200 mil niños van a recibir este bono, los que pertenezcan al 15% de mejor resultado, 50 mil pesos, los que pertenezcan al segundo 15%, 30 mil pesos. O sea, el 30% de los niños, casi 1 de cada 3, va a recibir este premio y reconocimiento por su esfuerzo, por ser buenos estudiantes.

Además, el programa de ingreso ético familiar, que es nuestra forma de derrotar la pobreza extrema en nuestro país, también va a premiar muchas otras cosas. Por ejemplo, va a premiar a las madres que encuentran trabajo, va a premiar a los que logran completar su educación media, va a premiar a las madres que se preocupan que sus niños tengan su control de niño sano al día, que asistan a la escuela.

En el fondo, ustedes saben, aquí se requiere una alianza estratégica entre el Gobierno y las propias familias, para que juntos podamos terminar con la pobreza en Chile. Ahí, el trabajo y la educación juegan un rol fundamental.

Por eso quisiera decirle a usted, Angélica, los países tienen que crecer, pero no basta con crecer, el crecimiento y los frutos del crecimiento tienen que llegar a todos los hogares. Por eso nosotros dedicamos la mitad del día a trabajar para que Chile crezca y la otra mitad del día para que ese crecimiento y esos beneficios lleguen a todos los hogares de Chile, y muy especialmente los más vulnerables y los de clase media. Las dos cosas juntas hacen que el país avance.

Cuando uno se preocupa solamente del crecimiento y se olvida de la distribución de ese crecimiento, el país no camina bien. Y cuando uno se olvida del crecimiento, tampoco camina bien.

Por eso usted, Angélica, es un ejemplo con lo que está haciendo para que sus hijos tengan buena educación, sé que la suya es una familia muy ejemplar, porque María Angélica tiene 6 hijos, de los cuales 3 viven con ella, los otros 3 ya se casaron y le han dado 9 nietos. Qué envidia, yo tengo 6. Pero lo importante es que es una familia ejemplar, que a pesar de las dificultades que ha enfrentado en la vida, nunca bajó los brazos, sigue luchando y está saliendo adelante, y hoy día el ver que Dorca y Brígida están entre las mejores alumnas de su colegio, éste es un tremendo orgullo para usted, Angélica, y para mí una tremenda felicidad.

Muchas gracias.