Imprimir Aumentar Disminuir Contraste Recomendar por e-mail
Fecha: jueves, 19 de julio de 2012
AudioVideo

Presenta el proyecto del nuevo Estadio Regional Playa Ancha

PALABRAS DE S.E. EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA,
SEBASTIÁN PIÑERA, AL PRESENTAR PROYECTO DE NUEVO ESTADIO REGIONAL DE PLAYA ANCHA

Valparaíso, 19 de Julio de 2012

Desde niño a todos nos enseñaron que los compromisos hay que cumplirlos, que uno tiene que cumplir lo que promete y que no debe prometer lo que no puede cumplir.

Tengo muy claro el compromiso que adquirimos durante la campaña, que era devolverle a Valparaíso, a este Cerro de Playa Ancha y, por supuesto, a Santiago Wanderers, un estadio como se lo había ganado y como se lo merecía.

Ese compromiso, que estaba grabado en el alma, jamás se nos pudo haber olvidado, porque en forma religiosa, prácticamente todos los meses, el alcalde Jorge Castro se encargaba de recordarnos ese compromiso que teníamos con la ciudad de Valparaíso y con el fútbol de esta ciudad que, como lo recordó el intendente, es una ciudad pionera. Da la impresión que todas las grandes cosas se iniciaron en esta ciudad de Valparaíso, que siempre ha demostrado esa pujanza, espíritu pionero, imaginación y creatividad.

Pero no podemos vivir solamente de las glorias del pasado, y por eso aprovecho de invitar a todos los habitantes de esta ciudad de Valparaíso y de esta región, a reverdecer los laureles y hacer que este siglo XXI sea nuevamente un siglo que le sonría y le dé las oportunidades que esta región necesita, merece, está teniendo y va a seguir teniendo.

Cumplir este compromiso es una tremenda alegría y satisfacción, por muchas razones.

Primero, porque estamos pagando una deuda y devolviéndole el lugar que le corresponde a esta ciudad de Valparaíso, que sin duda se lo merece.

Segundo, porque también estamos haciendo un acto de justicia con Santiago Wanderers, un equipo que está en el corazón no solamente de los porteños, es un equipo tremendamente popular, pero que es conocido, querido y respetado en todo Chile. Le dicen “los caturros”, “los Panzers”, “los porteños”, tiene muchos nombres, pero todo se conjuga en una historia, de haber sido el primer equipo de fútbol en nuestro país. Recuerdo que inicialmente, porque me gusta mucho la historia del fútbol, su camiseta era blanca con la sigla del Santiago Wanderers en negro, y le encargaron a uno de sus dirigentes que hiciera camisetas profesionales, porque en esa época las camisetas se hacían en forma artesanal, y entiendo que el dirigente, que era irlandés, se arrancó con los tarros y en lugar de traer las camisetas que le habían pedido, trajo camisetas verdes, porque ese era el color de la selección irlandesa. Desde entonces Santiago Wanderers ha tenido su camiseta verde, aún cuando algunas veces ha innovado en el color de su camiseta.

Y ha ganado tres campeonatos, el 58, su primera copa, el 68, con el mítico, histórico e inolvidable equipo de “los Panzer”, y el 2001. Por tanto, con este llamado a reverdecer los laureles, le quiero decir a don Arturo Salah, a usted, señor presidente, de que no se puede vivir solamente de tres estrellas y que tenemos que agregar prontamente una cuarta estrella.

Pero además de eso, éste es un proyecto que está pensado en grande, pensado para durar y pensado con estándares de calidad. Ya lo mostró el video, vamos a dejar este estadio con una capacidad para 25 mil personas, una estructura totalmente nueva, con estándares FIFA, con visibilidad desde todos los puntos del estadio, con un edificio que va a mantener los dos primeros pisos, pero va a construir dos pisos nuevos, que va a tener todas las facilidades, casino, museo, un lugar para que los fanáticos del Wanderers puedan comprar recuerdos, va a tener espacio adecuado para los medios de prensa, va a tener lugares especiales para poder presenciar los partidos con todas las comodidades que este siglo XXI nos hace posible. Va a ser un estadio de calidad mundial, con estándares FIFA y que, por supuesto, va a ser no solamente para jugar el campeonato local, sino que va a estar absolutamente preparado para competencias de carácter internacional. Estoy seguro que la ANFP y don Sergio Jadue va a considerar la posibilidad que en este estadio se jueguen también los futuros campeonatos que tenemos por delante, tenemos la Copa América y el Mundial Sub-17, así que usted, señor presidente, se encargará de recordarle al presidente de la ANFP que este estadio puede, sin duda, albergar no solamente los partidos del campeonato local, sino que también los partidos de competencias internacionales. Por lo demás, aquí se han jugado competencias internacionales.

Además de las razones que yo he dado, hay más razones. Nosotros estamos absolutamente comprometidos con cambiar la cultura del sedentarismo, que es la que tenemos en nuestro país. Recordemos que 8 de cada 10 chilenos no practican ningún deporte, que casi la mitad de nuestros niños tienen obesidad. Y aprovecho de saludar a los campeones de la Copa Danone, que derrotaron, en un partido muy memorable, por 2 a 1 a Unión Española y se ganaron el derecho de representar a nuestro país en el Campeonato Mundial Danone que se va a jugar en Polonia. Así que espero que con la misma garra que ganaron su final acá, representen a Chile en Polonia.

Pero hay otras razones también por la cual es una gran satisfacción poder hacer este compromiso, que no son palabras. La licitación se va a hacer en el mes de agosto, el inicio de la construcción va a ser en el mes de octubre y la inauguración de este nuevo estadio se va a producir durante el próximo año. Por tanto, son compromisos con plazos y con logros muy claros y definidos.

Además de eso, les quiero contar que estamos comprometidos a hacer de Chile un país de deportistas, y para eso estamos haciendo muchas cosas, porque estamos convencidos que cuerpo sano es mente sana y mente sana es cuerpo sano, se mueve en ambas direcciones. Y, por tanto, queremos crear las condiciones, la infraestructura para que los chilenos podamos pasar de ser un país esencialmente sedentario, a ser un país de deportistas.

Cuando hablamos de deportes no estamos pensando solamente en los niños o en los jóvenes, estamos pensando en todos los chilenos, hay un deporte para cada gusto, hay un deporte para cada edad, todos podemos practicar deporte, los jóvenes, las mujeres, los trabajadores, la tercera edad, no se asusten, no les vamos a pedir que hagan boxeo, pero las vi bailando con mucha gracia y con mucho entusiasmo, así que hacer de Chile un país de deportistas le va a hacer bien a Chile.

El deporte no solamente mejora el estado físico, y por tanto la salud, mejora también el estado de ánimo, nos enseña valores, el valor del esfuerzo, del entrenamiento, saber ganar, saber perder, saber respetar a los rivales, saber esforzarse, saber trabajar en equipo, todos esos son valores que uno los practica dentro de la cancha, pero también los debe practicar fuera de la cancha.

Por eso estamos totalmente convencidos que este compromiso y este esfuerzo que nuestro Gobierno está haciendo para hacer de Chile un país de deportistas, es algo que se justifica plenamente y que le va a hacer muy bien al alma de nuestro país.

Es por eso que estamos comprometidos con un programa muy importante en materia de infraestructura deportiva, no solamente en los estadios profesionales, donde juegan los jugadores profesionales y donde la mayoría del público va de pantalón largo a ver cómo otros practican deporte, sino que también la infraestructura de deporte amateur, donde las chilenas y chilenos tenemos que ir de pantalón corto a practicar deporte.

Nuestro programa tiene dos variantes, el programa que hemos puesto en marcha, que es un programa Chile Estadio, y que va a ser un legado del Bicentenario.

Estamos remodelando trece estadios profesionales a lo largo y ancho de nuestro país. Son los estadios Regional de Antofagasta, el Municipal de Calama, la Portada de La Serena, El Teniente de Rancagua, el Municipal de Concepción, el Sausalito de Viña del Mar y, por supuesto, este Estadio Playa Ancha, aquí en Valparaíso.

A estos siete estadios estamos también agregando aquellos que están prácticamente terminados y que a nosotros nos tocó la responsabilidad de terminar, como es el caso del Carlos Dittborn en Arica, el Luis Valenzuela Hermosilla, en Copiapó, el Lucio Fariña Fernández, en Quillota, el Fiscal de Talca y La Granja de Curicó. Ahí está nuestro programa de remodelación de estadios profesionales.

Pero eso no es todo, quiero agregar también que en esta región tenemos compromisos no sólo con el Estadio Playa Ancha y el Estadio Sausalito, también estamos avanzando en un estudio de relocalización y también de elaboración del diseño para un estadio en San Felipe, estamos trabajando también en mejorías en los Estadios de Los Andes y de San Antonio, porque al fin y al cabo este programa es muy importante.

Tal vez más importante que los estadios profesionales, son los múltiples mini estadios amateurs que estamos construyendo a lo largo y ancho de nuestro país. Son 140, los vamos a ampliar a 150 estadios, que van a tener cancha, en muchos casos, según las condiciones climáticas, de pasto sintético, para que puedan resistir la lluvia y ser utilizados con mucha intensidad, camarines e iluminación, y todas las facilidades para que estos 150 mini estadios estén a disposición de las chilenas y chilenos que quieran practicar deporte.

El programa involucra muchos recursos. La inversión que estamos haciendo en estos programas supera los 200 millones de dólares. Pero yo estoy absolutamente convencido que vale la pena, porque trabajar por el deporte en nuestro país, hacer que nuestra infraestructura del deporte profesional sea la que el país necesita y, al mismo tiempo, darle facilidades para que todas las chilenas y chilenos puedan practicar deporte, es algo muy importante.

A esto se suma el programa de los polideportivos, uno de ellos está a mis espaldas, estamos construyendo 29 polideportivos a lo largo y ancho de nuestro país, que son lugares cerrados, techados, para poder practicar deporte en toda condición de tiempo y de múltiple uso. Muchos deportes se van a poder practicar.

En síntesis, le estamos cambiando la cara a la infraestructura deportiva de nuestro país. Nos falta ahora cambiarle el espíritu y cambiar la cobertura, para que todas las chilenas y chilenos sepamos lo bien que nos hace el deporte, para la salud, para el estado físico, para hacernos amigos, para sentirnos jóvenes, para sentirnos vitales, para seguir disfrutando de la vida.

Pero hay una razón más por la cual me da una tremenda alegría estar hoy día en esta ceremonia en que damos el primer impulso a lo que va a ser prontamente, el próximo año, el nuevo Estadio Playa Ancha de Valparaíso.

Aquí quiero referirme a una persona a la cual yo le tengo especial aprecio, especial admiración, pero también tengo algunas cuentas que cobrar.

Yo les quiero preguntar a ustedes, ¿qué jugador de fútbol en nuestro país ha jugado tres mundiales representando a la roja de nuestro país? No, se equivocan, no es Elías, es Don Elías.

¿Qué jugador de fútbol de nuestro país ha ganado durante tres años consecutivos el título al mejor jugador de América?

¿Qué jugador de fútbol de nuestro país ha sido reconocido entre los mejores jugadores de todos los tiempos por la FIFA, y creo que está en el lugar número 29?

Ese título, que es un gran título porque es la historia del fútbol, también la tiene Don Elías.

Y, por tanto, como jugador de fútbol dejó su estampa. A muchos se nos quedó grabado en la memoria un partido que se jugó muy lejos cuando Chile fue a lograr su clasificación a Moscú. Ahí hubo un gigante, Don Elías, también acompañado en esos tiempos por un gran compañero, que lo acompañaba en la zaga de nuestro país, Don Alberto Quintano.

Esos son los méritos de Elías Figueroa.

Pero no es por eso por lo cual yo lo aprecio y lo admiro tanto, yo lo aprecio y lo admiro por su actitud, por su compromiso, por su entrega, por su generosidad. Siempre ha mantenido la humildad, nunca se le fueron los humos a la cabeza, y además de eso, siempre dispuesto a colaborar en todo lo que se le pida en beneficio del deporte de nuestro país.

Esa es una actitud que vale la pena reconocer, porque es muy importante que los que han tenido el privilegio de ser cracks en nuestro país, entiendan que también tienen un compromiso con su tierra, con su gente, y yo sé que Elías lleva ese compromiso muy profundo en el alma.

Pero no todo son alabanzas, también hay algunas críticas y deudas.

La primera, una vez yo vi correr a Don Elías, cruzar la cancha entera, en un partido contra Perú, y se ganó la primera expulsión, y la única expulsión en la historia de su vida y echó abajo a Muñante, peruano. ¿Se acuerda usted o no? Corrió 50 metros y no fue a la pelota, fue directo al jugador. Él dice que la pelota dio un sobrepique.

Pero hay otra deuda más que yo quiero cobrar hoy día. Una vez, en esta misma cancha, en que estaba Don Elías y estaba también Alberto Quintano, jugamos un partido de fútbol por la Teletón. Yo tomé la pelota, y dentro de mi ingenuidad, intenté pasar entre Don Elías y Quintano. Me quedé sin los ligamentos de las dos rodillas, y tuve un largo período de recuperación. Así que, Don Elías, usted se acordará, me trancó a lo Don Elías y hasta ahí llegó una tremenda carrera futbolística que tenía por delante, Chile se perdió un crack. La culpa es de Don Elías.

Quiero terminar estas palabras diciéndoles que por todo lo que hemos hablado, no solamente en lo deportivo, sino que también en lo extradeportivo, yo siento que Elías Figueroa es una persona a la cual le debemos mucho, y no es solamente el cariño y el respeto, sino que le debemos mucho por su actitud, por su entrega, por su compromiso con Chile. Por eso tengo la gran satisfacción, como Presidente de Chile, de compartir con ustedes una decisión: hemos decidido ponerle al nuevo estadio de la ciudad de Valparaíso, el nombre de “Don Elías Figueroa”.

Muchas gracias.